La FCV Patrimonio Industrial y Memoria Obrera de Puerto de Sagunto ha iniciado las obras para mejorar la seguridad del recorrido visitable actual del Horno Alto nº 2. Desde la última actuación realizada, hace casi diez años, resultaba necesario comprobar el estado de ciertos elementos, como por ejemplo el refractario de las paredes del crisol, o la red de seguridad, cuya vida útil había llegado a su fin y exigía una sustitución y tensado.
La obra en sí ha requerido del montaje de un andamio interior en todo el crisol con forma circular, se están repasando y comprobando todas las paredes por niveles, viendo si hay material suelto o con peligro de desprendimiento. De esta forma, si hay alguna fisura, se realizará una fijación impidiendo un desprendimiento hacia la red de seguridad. Por otra parte ha sido necesario actuar sobre la plataforma, impermeabilizándola para que el filtrado del agua de lluvia no perjudicase más los pilares de la base del anclaje. De este modo se aplicará una película sellante y se repararán los pilares de la estructura.
La obra supone una inversión de 27.739 euros, incluyendo andamiajes, mano de obra, materiales, gestión de residuos, coordinación, seguridad y salud laboral, y asesoramiento arquitectónico ante un elemento con tanta importancia histórica.
El concejal de Patrimonio Cultural, Roberto Rovira Puente, ha agradecido «el trabajo que se está realizando desde la Fundación de Patrimonio Industrial y Memoria Obrera de Puerto de Sagunto por la recuperación de nuestro patrimonio industrial y su puesta en valor. El objetivo en esta actuación ha consistido en comprobar y reforzar los distintos elementos del Horno Alto para poder evitar su deterioro y certificar su seguridad y, como no, desde el Ayuntamiento de Sagunto, a través de la Fundación seguiremos actuando de manera periódica con trabajos de mantenimiento para garantizar la conservación de una de las piezas clave de nuestro patrimonio industrial»
Compartir
X